Mirta en el puerto de Buenos Aires, a minutos de subirse al barco

. Foto: Edu Feller

f8alt